Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘textos eroticos’

“Sus labios guardaban todas las líneas dibujadas por las olas en la mar embravecida. Su piel estaba llena de dunas milenarias…”

Así la imaginaba, mientras deslizaba la pluma por el papel aún desierto de tinta.

Cerré los ojos y me perdí en la superficie escamosa de un sueño que aún saboreo en las encías.

Siguió escribiendo:

“Con la calma de esta mañana nublada anclas tu recuerdo entre mis hemisferios y te columpias frente a mis ojos atónitos.

Te desgasto de a poco, con mi simple mirada.

Te deshago las dunas, grano a grano, y hallo un oasis.

Muero en ti, mientras me baño en la humedad de tus costas…”…

Read Full Post »

I

Ocurrió en una planicie sin fin.

Era una extensión sin interrupciones, sedosa, bella.

El sol la besaba sin prisa.

Yo era una ala de mariposa que flotaba apenas rozando su superficie perfumada.

A veces trompicaba, a veces levantaba el vuelo en remolinos y caía lentamente, como hacen esos insectos que dominan el arte de caminar sobre el agua sin hundirse.

Anochecía y los últimos rayos de luz matizaban mis colores.

II

Una ráfaga me lleva a un confín ignoto.

Girando en sentido inverso a las manecillas del reloj, veo un precipicio circular.

Conforme me acerco crece, hasta convertirse en una boca del infierno; desdentada.

Una última corriente me eleva antes de dejarme caer en su centro.

La oscuridad me traga en un santiamén.

Soy devorado por esta inmensidad, y me abismo resignado mientras me deshago grano a grano, dejando entre las paredes de este agujero de carne trémula, una leve pero densa nube de polvo parecida a los sueños…

Read Full Post »

Te desayuno como lo hacen los reyes, o Armando Manzanero, con calma, con todo el amor que tengo, con toda el hambre que te tengo, con toda la golosidad que te tengo, con todo y mis dientes y mis colmillos, y mis muelas de piraño alado; babeándote, engulléndote, regurgitándote para luego volverte a mascar y a degustar, y a tragar en partes, de cuerpo entero, con todo y pelo y sueños y taras y diablos…

Lo hago como creo que se te debe comer a ti Gorgona, a pequeñas dentelladas y lambidas extenuantes.

Así lo hago aquí, ahora, desde hace muchas vidas, en otros mundos incluso, en otras realidades.

Desde que, quizás, éramos seres mitocondriales, o entes unicelulares.

Desde que antes de que el tiempo fuera tal…. 

Read Full Post »

Merodeo tu deseo, cuando te despiertas y me sonríes con tus avellanas pulidas; cuando recibo tu aliento caliente y oloroso a tus bacterias muertas; cuando la maraña de tu pelo crea, desde mi perspectiva, una intrincada red atrapasueños, los míos; cuando me imprimes un poco de ti con el sello de tus labios y entornas tus párpados; cuando te acaricio el sexo, tibio, y arranco un pedazo, grande, de tus muslos de pan.

Acecho tus ganas cada que te miro en perfecta toma contracenital, encima de mí, larva informe; de pecho flácido y entrepierna acerada; cada que te susurro palabras de un idioma que nadie entiende; cada que te rodeo por la espalda con tentáculos de Cthulhu; Kraken que se introduce por todos tus orificios, con todo mi yo, y que te invita a regresarme, a veces gentil, a veces violenta, los tientos.

Así vivo, y así quiero seguir, si tú quieres, hasta que tú digas, hasta que nos hagamos una masa amalgamada de esas que son noticia en el Planeta de lo Insólito, porque se han hecho una misma cosa, diferente a los que fuimos, entrelazadas, en mente, piel y huesos.

Libres, estando porque quieren estar, sin atavismos, por el amor a ese que somos uno con el otro, y sin el otro, y así…

Read Full Post »

Jalo aire como me es posible.

Cierro los ojos.

Frente a mí un ojo del universo se abre, horizontal.

Inicia como un punto insignificante, pero en un instante se abre como un túnel tan abismal como mi consciencia.

Hacia su interior fluye luz cósmica, desparramándose en cascada.

Los colores que la mirada humana, de ésta mi envoltura, puede registrar, se mezclan con la textura del óleo y llenan la oquedad, dejándome en el alma, un sabor de inabarcabilidad que me estremece.

Inundada en segundos, la imagen del ojo del universo llena mis pupilas e ilumina mi rostro.

Sonriente, observo el nacimiento de un estrella que surge de los borbotones que de allí manan.

Hemos compartido por millonésima ocasión un orgasmo.

De esa luz hirviente surges de nuevo, de ondulantes líneas irregulares, y las miles de ti, tú, me besan con besitos felinos…

Read Full Post »