Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘gorgona’

Un pestañeo.

Amanezco en tus ojos.

El horizonte detrás de tu iris me regresa una imagen que no podré olvidar mientras mi cerebro funcione:

mi rostro deforme, sus escamas intactas, abrillantadas.    Mis cuernos y colmillos en su sitio.

Sonrío de verte.

En la corva de tu córnea me reflejo tan minúsculo como un liliputiense feliz e imagino que tú te observas igual.

Juego de espejos infinito.

Tú miles de veces, yo miles de veces más.       Somos tantos monstruos que podríamos sobrepoblar un mundo saturnino.

Compartimos una vuelta al sol más.

Te despiertas.

Abres tus bellas fauces tanto como puedes. Eres la envidia de leones y tiburones.

 

En mis brazos, rematados por sendas garras, eres tan frágil como un diente de león azotado por el vaho de un dragón.

Te ofrezco mi pecho y muerdes. La dentellada me abre en canal. No, te pido que me dejes disfrutar más, deja para el final mi cabeza…

Read Full Post »

Soñé serpientes. Yo era una de ellas. Habitaba en un mundo de serpientes. Y todas, todas nacíamos de tu vientre, que no era otra cosa que una vulva expuesta, como esa que ahora presumes cada 5 de junio de año bisiesto. Allí surgía la vida de ese planeta que gozoso esperaba que terminaras de desovar. Pero nunca te detenías y plagabas ese mundo —literal— que tenía una superficie mil veces más grande que donde ahora vivimos. Y las serpientes nos desparramábamos sin remedio a un agujero negro. Tú con esa suficiencia propia de las gorgonas de tu especie, te alejabas a poblar otros mundos. Y mientras lo hacías yo me enredaba a tus caderas y volábamos juntos, y mientras eso sucedía me introducía en tu vientre, diseminaba mi simiente dando círculos a toda velocidad… De esa copula sideral rastrera nacía una nueva especie de serpientes en cuya melena se apretujaban ramilletes de horrendos cuerpos con manos y piernas y testas humanas… así pasó…

Read Full Post »