Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘festejo’

Adivina el futuro de los seres humanos, con solo mirarles a los ojos. Los atraviesa con un haz rojizo, en una fracción de milisegundos. Es la última aduana de esos entes bípedos, que todo destruyen, y que viven en La Tierra, pues, mientras están muriendo, ellos deben esperar a que les revele, a dónde irán: si regresarán, renacerán o continuarán su paso hacia otro plano.

Cuentan algunos iluminados que sí han podido regresar a este mundo, que su presencia es onmipresente, ubicua, que en su ser se concentran miles de ella, de todos los tiempos, como si estuviera cubierta de muchas capas de sí misma. También relatan que huele a noche y otoño, a primavera y atardeceres con cielos de lava, y todos coinciden en que se es tan feliz en ese instante en el que están ante ella que ya no vuelven a ser los mismos.

Como todos los de su especie, tiene sendas pinceladas por ojos, nariz y labios —que humedece al agitar las aguas de la consciencia con delicados movimientos de sus dedos cortos—.

De sus manos, acuencadas, nacen aires nuevos, flores de sueños que son bañados por el agua cantarina que nace de su sonrisa.

Su temperamento es calmo, pero ante la presencia del pasado, o una injusticia, ella arde, y entonces vibra y con ella la energía que la acompaña.

Su rostro adquiere un halo de fina dureza, solo por momentos, y tiembla, pero sonríe, siempre sonríe, y del sonido que produce nacen los cañones y las cavernas, y los truenos y la lluvia.

Ama a los suyos con un amor niño, y se reproduce a través de una hija que retoña cada noche. Rama nueva de su alma, con sus mismos mohínes, y es feliz.

Cuentan antiguas leyendas que su nombre ha cambiado a través del tiempo. No tiene edad ni rostro definido.

Unos le llaman simplemente Ella, otros Ediuqseynot, o prefieren solo recordarla así sin nombre, guardando su imagen en la mente, antes de partir, en forma del último hálito que queda, mientras sacude la luz que la envuelve.

Una vez al año, cada 5-M Ella se da un descanso, y se convierte en un portal dimensional, en el que la luz y el tiempo se congelan y se juntan, y todas las almas son libres de hacer lo que deseen; aunque pasado ese umbral, se conviertan en polvo infame…

Read Full Post »

Un pestañeo.

Amanezco en tus ojos.

El horizonte detrás de tu iris me regresa una imagen que no podré olvidar mientras mi cerebro funcione:

mi rostro deforme, sus escamas intactas, abrillantadas.    Mis cuernos y colmillos en su sitio.

Sonrío de verte.

En la corva de tu córnea me reflejo tan minúsculo como un liliputiense feliz e imagino que tú te observas igual.

Juego de espejos infinito.

Tú miles de veces, yo miles de veces más.       Somos tantos monstruos que podríamos sobrepoblar un mundo saturnino.

Compartimos una vuelta al sol más.

Te despiertas.

Abres tus bellas fauces tanto como puedes. Eres la envidia de leones y tiburones.

 

En mis brazos, rematados por sendas garras, eres tan frágil como un diente de león azotado por el vaho de un dragón.

Te ofrezco mi pecho y muerdes. La dentellada me abre en canal. No, te pido que me dejes disfrutar más, deja para el final mi cabeza…

Read Full Post »