Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘amor’

Ayer vi a mi madre.

Yo dormía profundamente cuando sentí sus cálidos dedos huesudos alisando mi pelo, como cuando era un crío y me despertaba con besos en la frente.

Me dijo: hola hijo ¿cómo has estado?, bien madre, ¿y tú?, le dije.

Desde sus ojos hundidos, me hizo saber cuanto me ama.

en ese instante abrí los ojos pero alcancé a escucharla:

“Igual que siempre… muerta”…

Read Full Post »

Te desayuno como lo hacen los reyes, o Armando Manzanero, con calma, con todo el amor que tengo, con toda el hambre que te tengo, con toda la golosidad que te tengo, con todo y mis dientes y mis colmillos, y mis muelas de piraño alado; babeándote, engulléndote, regurgitándote para luego volverte a mascar y a degustar, y a tragar en partes, de cuerpo entero, con todo y pelo y sueños y taras y diablos…

Lo hago como creo que se te debe comer a ti Gorgona, a pequeñas dentelladas y lambidas extenuantes.

Así lo hago aquí, ahora, desde hace muchas vidas, en otros mundos incluso, en otras realidades.

Desde que, quizás, éramos seres mitocondriales, o entes unicelulares.

Desde que antes de que el tiempo fuera tal…. 

Read Full Post »

Parpadeo. Hurgo en la negrura.

Imagino tus ojos amorosos, al fondo de la cueva de mi consciencia.

Azorado, temeroso, esperando lo peor, los veo acercarte a mí.

Siento la tibieza de tu cuerpo que mitiga mi frío, y tirito de emoción, en medio de la noche tachonada.

Sonrío con gesto idiota, como el cavernícola desamparado que soy.

Y como él, me abrazo a tu cuerpo, aluzante, con la viveza de una fogata.

Y así, descubro como hizo ese ser bípedo, hace millones de años, por primera vez, el fuego…

El tuyo…

Read Full Post »

Alados mis pies, me llevan a ti

Aladas mis manos, me llevan a tocar tu extensión inaudita

Alados mis sueños me conducen a tu ser

Alados mis labios me llevan a degustarte

Alados mis labios me llevan a nombrarte Eterna

Alados mis ojos me llaman a mirarte tu sol y tu sombra

Alados mis oídos me exhortan a escuchar tu rumor de desierto

… Siempre tú.

Tú, mi Roma

Tú mi imperio

Tú, mi tierra

Tú mi lugar feliz

Siempre Tú…

Read Full Post »

Un día no seremos más, ni tú ni yo, porque seremos polvo infame, partículas de carbono, un recuerdo cifrado en algoritmos, ordenados hasta el infinito.

Pero allí quedarán para siempre tu mirada, tu sonrisas, las mías. Nuestra humanidad en pequeños bits, congelados, fotografías le llamamos ahora.

Y seguiremos recorriendo en esa memoria colectiva digital, por fracciones, en una realidad electronificada, tomados de la mano, codo a codo, beso a beso, acariñados, observando, dándole la espalda a montañas, bosques, lagos, ríos, edificios, pirámides, llanuras, selvas, cataratas, playas, el desierto, las ciudades, los pueblos, las gentes, la piel, los mundos, el universo de olores y sabores y texturas…

Y yo recordaré en esas imágenes eternizadas por los miles de clics, como he viajado en tu piel, de norte a sur, siempre al sur, en el cenote de tu cuerpo, el ojo de agua en que te convierto, con mi lenguaraz espíritu, arremetiéndote, incrustándome en tu sexo, en tu alma, inundándote paciente, con ánimo de relojero, tanto como tú haces conmigo, Gorgona.

Amo viajar contigo, en ti, por ti, en tus planicies, en las de este planeta en el que coincidimos y en el que sin más, sin dramas, ni tragedias, hemos de partir, juntos o no, un día, pero hoy no…
https://www.google.com/maps/contrib/117894347248286644732/photos/@21.4689132,-103.503203,5.5z/data=!4m3!8m2!3m1!1e1

Read Full Post »

Hoy, precisamente hoy, me despertó el movimiento brusco, involuntario porque estabas dormida, cuando te rascaste en tu costado derecho, justo debajo de tu herida de vida.

Debo decir que cada que puedo me entierro en ti, debajo de tu costilla, la penúltima, la más linda y cómoda, para dormir a mis anchas.

Para mí es el lugar exacto para renovar mi amor, ahí en ese lugar cálido que guardas debajo de tu seno; en donde me inyecto en forma de espina y me cobijo con tu piel lisa.

Allí, asomando hacia el exterior solo una parte de mí, la más puntiaguda imagino, embelesado, que tus lunares son Las Pléyades, la constelación favorita de nosotros los pleyadianos…

Read Full Post »

Arranco tus ojos con mis garras.

De sus cuencas mana un poco de sangre, un poco de negrura…

Con ánimo cachorro, de perro de raza enormes, espero paciente, sentado frente a ti, feliz, a que despiertes y “veas” de nuevo.

Tus primeros estertores provocan que las líneas que pintan tu faz se entrelacen.

Me enamora esa forma tan tuya de renacer en mí memoria.

Mastico tu ojo y lo exploto en mi hocico. Trago.

Sigo esperando.

Del fondo de tu cabeza surge la luz que estaba esperando. Juro que el destello me enceguece.

Aprovechas mi vulnerabilidad momentánea, te incorporas y de un movimiento de colibrí, como todos los que haces cuando estás en peligro, me extraes en perfectas condiciones mis globos oculares, y los pones en tus cuencas.

—”Sigamos jugando” —dices mordiéndome medio rostro.

Me siembras en el pecho sentimientos que ya no usas.

Caigo a tus pies.

Ríes con tu risotada giganta.

Odio la soberbia de tu voz cuando ganas.

Read Full Post »

Older Posts »